Sin categoría

Debate del Estado de la Nación

» El Debate del Estado de la Nación » he elegido este título por lo rimbimbante que suena… Tengo que reconocer que los que hacen las valoraciones de los resultados de cualquier tipo de encuestas o manifestaciones son unos verdaderos linces: Los Sindicatos dan un cifra de seguimiento, el Gobierno da otra, los periódicos (según color del traje que llevan) dan otra, y las agencias de calificación, cuando se precisa, dan otra.

Es evidente que cada ciudadano se quedará con el que se ajusta a sus propias convicciones políticas, sean estas las acertadas, las buenas o las malas… pero qué más da, son sus convicciones y,  por lo tanto son las buenas, para él..

La verdad es que se trata de una manipulación de los unos y los otros para hacer ver que tal manifestación o huelga a tenido un seguimiento mínimo o máximo, aunque, después, el periódico te dice, por ejemplo, que no han salido 280 vuelos a causa de la huelga de Iberia…

Recuerdo que en la «guerra de los seis días» todos los días teníamos noticias contradictórias de los unos y de los otros: los tanques caían un detrás de otro. Los aviones eran derribados de igual manera. Los prisioneros eran legión en ambos bandos y, a los seis días todo terminó, ¿ Dónde estaba la verdad, dónde estaba la mentira ? Los  escasos seis días que duró la contienda daban una contestación veraz e irrefutable..

Es evidente que esas noticias contradictorias están destinadas a confundir  la opinión pública y a levantar la moral de los intervinientes ganen o pierdan. Eso pasa en los partidos de futbol, en las elecciones, en cualquier debate sea de la índole que sea y pasò también, por supuesto, en el último Debate del Estado de la Nación, a pesar de los tontos aplausos tras cada intervención, dónde toda la ira en las respuestas, la pagaba el «pingulín» del mícro que se plegaba con furia y determinación – (todo quedaba ahí).  En Iraq por ejemplo, un reportero le tira sus dos zapatos a Bush y, en ciertos países asiáticos la cosa termina a guantazos limpios; aquí, la varilla del alta voz paga el pato…

Debate del estado de la nación

Las encuestas dan una clara ventaja a los 95 minutos de la intervención de Rajoy dónde nombró tres veces Van Rompuy, una vez a Mario Draghi y una vez al camarada Barroso y «olvido» mencionar a su antiguo compañero de equipo Luís Bárcenas. ..¿ Por qué será ?

Señor Rajoy, los problemas de Europa  y del euro nos interesan a medias a los españoles ya que sólo han servido para arruinar el 80% de los país comunitarios; y en definitiva  dedicó muy poco tiempo a las realidades de España y de las familias españolas. Su largo e inoperante discurso a favor de una ruinosa economía europea, no ha sido más que una repetición de sus esporádicas apariciones televisivas, que sólo apuntan un objetivo: » una grande y libre Europa » (eso me recuerda otros momentos de nuestra gloriosa historia de España…

Acuérdese que en la actualidad la batuta de Francia la tiene el Socialismo, y que Italia le ha dado la merecida patada al  dócil y sumiso Mario Monti. Y como dijo un periódico extranjero: » Diez años de Derecha europea han causado la ruina de Europa – Y un comentario de un corresponsal dice que pronto Francia cuestionará la viabilidad del Euro..

Sr. Rajoy en el Estado de la Nación  Vd, no aportó nada y quedó a la altura de los 65 minutos de intervención de  Rubalcaba. ¿Ha oído hablar de vencedores y vencido ? Pues bien, eso es lo que les pasó a los dos «flatus vocis», y muy poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *