Sin categoría

Las absurdas palabras de nuestro Ministro del Interior.

Con respecto a los inmigrantes que quieren entrar en nuestro país en busca de una vida mas llevadera,  nuestro Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz se cubre de gloria permitiendose unas declaraciones totalmente descalabradas presentando un panorama insalvable al respecto como  las que hizo en su día cuando murieron doce o catorce personas con las pelotas de goma en la costa de Ceuta o Melilla, o las dañinas alambradas fronterizas.

Contestaré a algunas de sus sabias preguntas, o desafío al tendido que hizo, para demostrarle que las palabras, no bastan, las promesas tampoco , las amenazas, menos y el: «…vamos a…» tamcoco – Para eso, dire lo que dijo la Merkel en su día «…no basta con decir vamos a…»: Hay que hacerlo.

Una de las cosas que dijo es, aproximadamente: «…Y si algunos se sienten tan humanitarios dejando entrar inmigrantes; a esos humanistas les diría que se encarguen de ellos…»

Señor Ministro, se le habrá quedado la cabeza tambaleando con esas declaraciones que me recuerdan las de sus compañeros de Partido cuando dijeron cosas como: «…hay que terminar con el cachondeo de Gibraltar…» – Los Parados que se Jodan…» las «geniales» palabras de Cospedal cuando justificó las pagas en «diferido» de Bárcenas, el machismo del Cañete encubrando la sabiduría del hombre en comparación con el sexo opuesto o la patochada del asesor de Sanidad con respecto al estudio de un Master para ponerse un traje contra el ébola.(Muy sabios, la mayoría de los Ministros, así va España).

Sobre lo de Gibraltar no puedo decir nada, porque todo sigue igual pero sobre lo suyo le dire que siete años atrás traimos a mi casa una niña marroqui nacida en el campo de refugiados argelino de Tinduf. Cuando cumplió la edad límite para esos viajes veraniegos hicimos la solicitud pertinente para que viniera a vivir con nosotros un futuro mejor en nuestro pays. Nuestras avanzadas administraciones  privadas o públicas del siglo XXI  extraviaron las solicitudes, los plazos caducaron y tardamos dos años en recuperar esa pretensión. Hoy la niña está integrada en mi casa y estudia en una escuela madrileña.

´Por supuesto que no voy a acoger a 20 o 400 inmigrantes porque nunca he trabajado en lo Público y mi casa dista mucho de ser un polideportivo. Pero le haré una pregunta tan fuera de lugar como la suya: «…Cuantos Ministros, Diputados, Alcaldes, Asesores del PP han adoptado chicos africanos necesitados …? probablemente muy pocos.

La solución no rádica en abrir las verjas para que vengan a una España llena de paro y de miserias. En un viaje a Marruecos, hace un par de años, un comerciante a quien regateamos el precio de un artículo nos escucho hablar Español, nos miró sonriendo y dijo: «…Españoli, miseria…» – No, Sr. Ministro!!! los Marroquís sólo quieren entrar en España para seguir ruta hacía países dónde el idioma les abrá puertas. Pasa un poco  lo que los chicanos en EEUU o los suramericanos en España. – De Verdad Sr. Ministro, España no le interesa lo mas mínimo al musulman del Norte de África.

Otra variante del cacareado bienestar en España por parte de la mayoría de los componentes del PP se pueden resumir en estas palabras de un habitante del fin del mundo. Mi hijo trabajando en una ciudad del Norte de Australia habló con un asiático (Vietnamita, Coreano o Paquistaní) que al oirle hablar en español le preguntó: «…Tú esres español…» tras el SI de mi hijo, le contestó: «…España corrupción…» – Siguió la conversación preguntandole mi hijo: «…Tú sabes dónde está España…» ? – contestación: NO. – Nueva pregunta de mi hijo. «…Y si te pongo un mapa mundi delante de tí, sabrias situar España ? – Un nuevo NO, por respuesta.

Hoy, esa es nuestra  «Marce España» en la mayoría de los paises extranjeros. Así que por favor, moderación en los minimizados discursos públicos, si no queremos quedar a la altura del pepino.

Sin embargo, eso tiene una solución ya que la mayoría de los pays europeos  menos Francia e Italia ven eso desde una larga, larguisima y remota distancia. Si les pusieramos unos autobuses que los situaran en el Centro Europeo, puede que esos paises tomaran las cosas  mas en serio y abordaran ese problema de inmigración devastadora de otra manera, ya que tambien les afectaría a ellos.

Esos ciudadanos marroquis, tunecino,  argelino, de Mali, de Niger Somalia o Senegal, quieren  su tierra y no quieren salir de su continente – sólo el hambre les empuja a destinos desconocidos o muertes prematuras.

No se trata de solucionar el problema con los autobuses que propongo o abrir las fronteras como insinua Vd. Enviar prospectores, agricultores, técnicos agropecuarios, iniciar zonas de riego, de llegadas de aguas, impulsar pantanos, esa es la solución a largo término. Así, el africanos no tendrá ninguna gana de pagar para embarcarse en unos derroteros dónde la muerte les asecha en cada esquina, en cada ola, en cada avería.  Seamos consciente, humildes y algo humanitarios, todo tiene solucion pero esas soluciones están en manos de los paises ricos que sólo piensan en sus dividendos y los demás que les pase lo que decia mi amiga Andrea, que está viviendo ahora el revés de la medalla con su papi…

Un Jefe de Gobierno ha pensado un poco lo que digo, pero creo que solo en cuestión dineraria, que, a mi juicio no es suficiente, No recuerdo si para el ébola o para el desarrollo de Africa: Como siempre; el presidente de los Estados Unidos  Los demás agazapados en sus sillones de Jefes de Estados o en el gran mito de la UE, el Banco Central, o el FMI.

En fin, señores, los dados están rodando y sólo los paises industrializados y medianamente capitalistas pueden resolver esos problemas de la humanidad. En esas cuestiones las ONG o las individualidades son muy limitadas – La pelota está en el tejado para muchos paises, no tiren piedras y escondan la mano. Todo tiene solución, querer es poder. No hacer nada es la consecuencia de lo que está pasando, tanto en los descalabros fronterizos como en la mayoría de las revueltas en los países hoy en conflicto.

Piensenlo Señores, cuesta tan poco pensar…y es tan gratificante.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *