Donald. ¿ El Pato, o el otro ? C’est kif, kif.

El pato era un genio, el otro Donald es un botarate, y la verdad  no sé de donde sacó tanta sabiduria para llegar a tener  la fortuna que tiene.

Me disculpo por contestar tan tarde a las actualidades que todos los días inundan nuestras mentes en cuanto a las noticias que aportan todos los medios pero, si el tiempo es oro,  el mio no llega ni a la chatarra.

El amigo Trump en una “luminación Divina” se inventa una Capital y la sitúa donde le dá la gana sin consultar con nadie, ni con los países implicados, ni con la UE. ¿ Para qué ? los EEUU son todo poderosos y todo lo que se refiere a ellos, es oro de Ley.

Bien, el camarada Trump se equivoca y puede poner sus Embajadas donde le dé la gana y, entre nosotros, las deliberaciones de la Liga Äarabe y algo también, de la UE tienen razón, no hacer ni punñetero caso a esas declaraciones algo trasnochadas.

Solo existen dos posibilidades para subsanar ese asunto Israel/Libano/Franje de Gaza. dejar todo como esta y que entre ellos lleguen a un acuerdo, y eso es más que posible o, al ejemplo del Vaticano que hagan un suelo neutro con Administración de los países limitrofes, tipo Vaticano con personal de los dos Estados, o una especie de Zona franca como lo fue en su día Tanger por tomar un ejemplo. Ya que el mismo Dios impera en esas tierras bíblicas incluso, para nosotros los cristianos.

Pero, por favor estimado amigo Trump, no juegue a los Dioses, tiene muy poco empaque para ello. Y le recomiendo que traduzca la famosa canción francesa de Mouloudji cuya parte del estribillo dice: “…Il faudrait dire a ces gents lá, mon pauvre vieux qu´est-ce que tu crois: t u n´est qu´un maillon de la chaine, tu n´est quún moment de la vie, un moment de joie, de misère, et puis on t´enterre, et puis c´´est fini…”, y tome buena nota de ello.

Un Presidente de los EEUU dijo un día “América para los Americanos”. Estoy enteramente de acuerdo con él pero yo añado “… pero que se ocupen de sus problemas, se queden en sus límites, y no metan la mierda tan  lejos de sus fronteras donde, en verdad pintan poco sobre todo cuando el Presidente, se llama como un pato.

En Francia cuando una persona es torpe se le dice que es ” un Patos” . En España un Patoso es tres cuarto de lo mismo, y si no me creen miren como anda un pato o un pinguino en tierra firme y comparen todo ello con los desaciertos de mi amigo Trump.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>